Finde largo bajo la lluvia: barrios bajo el agua, caída de árboles en CABA y vuelos con demoras

Las complicaciones para transitar, las calles inundadas y la caída de árboles, se vuelve cada vez más frecuente en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), debido a las intensas lluvias que comenzaron en la madrugada del miércoles y que, por ahora, no pararon. Además, por el mismo motivo, también se vieron afectados diversos vuelos tanto en el Aeroparque Jorge Newbery, como en el Aeropuerto de Ezeiza, que culminaron con demoras y cancelaciones.

Un día antes de que comience el fin de semana largo, empezaron a aparecer intensas lluvias con tormenta eléctrica, que se extendieron durante dos días seguidos casi que sin parar y aun se hacen presentes. La preocupación no es sólo cuándo parará de caer agua, sino más bien, cómo circular, principalmente en el Conurbano, que hoy en día se encuentra inundado en diversos puntos.

Una de las zonas más afectadas es el municipio de Lanús, que paradójicamente, cada vez que llueve con tanta intensidad, sucede lo mismo. La intersección de la avenida San Martín y General Hornos, se encuentra desbordada, al igual que en diversas zonas barriales. Así también el municipio de Lomas de Zamora sobre la avenida Hipólito Yrigoyen, la cual está casi imposible de transitar y hasta en las calles más angostas, mediante Twitter, los vecinos postearon videos de cómo se encuentran hasta las veredas repletas de agua. En Quilmes y en Avellaneda, también están presente las inundaciones.

#Inundación #LomasDeZamora
Av Hipólito Yrigoyen @APTTA_@radiolared pic.twitter.com/8R7EYIYI08

— christian baglietto (@bagliettoc) May 26, 2023

En La Matanza, Virrey del Pino es protagonista de lo mismo y al norte de la provincia de Buenos Aires, en Beccar y Virreyes, se encuentra difícil de circular por la misma problemática. Así también sucede en La Plata, Ensenada y San Vicente.

Si bien a esta altura en diferentes calles y barrios no se puede circular con normalidad, según informó el Servicio Meteorológico Nacional, las tormentas estarán presentes hasta el viernes al mediodía y luego dejará de llover por al menos cinco días, lo cual trae paz y tranquilidad para todos aquellos ciudadanos que denunciaron en sus redes sociales no poder salir de sus casas por las intensas inundaciones.

¿El FdT tiene otro candidato? Video, afiches y apoyos: tras el acto de CFK, Wado de Pedro comenzó la campaña electoral

No obstante, en la Ciudad de Buenos Aires no se mostraron inundaciones y calles afectadas, aunque sí hubo una gran alerta y miedo entre los vecinos por una caída de un árbol que se hizo presente entre las calles Paraguay y Aráoz, en el barrio porteño de Palermo, que por suerte no hirió a nadie pero sí impidió que se siga transitando por allí.

Con el feriado del 25 de mayo y el viernes considerado como “feriado puente”, el fin de semana quedó extendido de cuatro días y muchos aprovecharon para relajarse y tomarse unas mini vacaciones. Por ese motivo, el Aeroparque Jorge Newbery y el Aeropuerto de Ezeiza, se vieron colapsados de gente y con muchos vuelos por delante.

Alberto Fernández, tras no ser invitado al acto de Cristina: "No voy a estar y no estoy molesto"

Pero, nadie se esperaba que la tormenta sea tal, hasta el cierto punto de que la presencia de rayos afectó a más de 60 vuelos. En el Aeroparque Jorge Newbery, se demoraron 30 vuelos y hubo determinadas escalas durante la madrugada del viernes en el cual debió permanecer cerrado. Además, las actividades en rampa tuvieron que ser suspendidas, lo cual determinó la suspensión de diversas partidas. De igual manera, también tuvieron problemáticas los aterrizajes, ya que debieron permanecer en pista hasta que las condiciones meteorológicas mejoraran.

Por el lado del Aeropuerto de Ezeiza, fueron 35 los vuelos que tuvieron problemas. Algunos fueron cancelados, otros con demoras y otros se desviaron a aeropuertos alternativos. Hasta el momento, hay 18 vuelos internacionales demorados de partidas, y 21 vuelos de cabotaje.

Contenido original de BigBang News

Noticias Relacinadas