Condenaron al streamer español “El Rubius” por evasión fiscal y deberá pagar más de 70 mil euros

La justicia española declaró al streamer El Rubius -como se conoce a Rubén Doblas, el youtuber más conocido de ese país-, culpable por evasión fiscal, por lo que deberá devolver 49.629,71 euros por lo evadido y de pagar una multa de 23.140,91 euros.

Así lo determinó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, luego de que la fiscalía lo acusara de aprovecharse del régimen de Impuesto de Sociedades para ahorrarse miles de euros entre los años 2013 y 2014 durante sus primeros años de éxito, a través de una sociedad llamada El Rubius OMG SL, luego renombrada Snofokk, según informó elDiario.es

Según pudo comprobar la Justicia, el streamer, que vive actualmente en Andorra y tiene más de 40 millones de seguidores en YouTube, creó la sociedad de la que él mismo era propietario con el 98,70% y cuyos únicos ingresos eran los aportes por su trabajo, por lo que los impuestos que debía pagar no eran los del régimen de las sociedades, sino los de las personas físicas. Es decir que debía pagar más, pero la sociedad que creó hizo parecer que tendría que pagar menos.

El patrimonio de El Rubius y la carta tras su mudanza a Andorra

Con 30 años, el joven de padre español y madre noruega, tiene estudios en Animación y Modelado 3D y solo en cinco años forjó un patrimonio de 25 millones de euros. Tras la polémica por su decisión de irse a Andorra y así pagar menos impuestos, explicó sus motivos, pero no pudo escapar a las sanciones de hacienda.

“Hace unos días anuncié a mi público la decisión de mudarme a Andorra. Casi todos mis amigos viven allí en la actualidad y en Madrid hay pocas cosas que me retengan. Eso sí; si fuera solo por ganar más dinero, me hubiera mudado ahí hace muchos años”, comenzó explicando en una carta que fue reproducida por los medios locales.

“Es cierto que en Madrid nunca me he sentido cómodo del todo. Os lo he contado varias veces: soy una persona que apenas sale de casa y que vive con las persianas bajadas todo el día, por miedo a que alguien me reconozca. Y no digo esto para intentar dar pena ni nada por el estilo, me he acostumbrado a vivir feliz en el aislamiento de mi habitación. Pero ya van cinco mudanzas en lo que llevo siendo “youtuber” y nunca puedo descansar tranquilo pensando que hay alguien ahí fuera esperándome u observándome. Hay cosas tan simples como bajar a comprar el pan o salir a dar un mero paseo que, lo creáis o no, me cuesta hacer si no es con la ayuda de alguien cercano a mí”, sostuvo. Y reiteró que su mudanza respondía a una cuestión de privacidad y no fiscal.

“¿Desde cuándo mudarse a otro país es ilegal? Si me hubiera ido a vivir a Alemania, Noruega o Japón, nadie hubiera dicho absolutamente nada. Algunos consideran “egoísta” o “poco ética” mi decisión de mudarme a Andorra. Pero no es menos cierto que allí se encuentran la mayoría de mis amigos y compañeros de profesión y que allí, por lo que me cuentan, puedo salir a la calle tranquilo, hay seguridad y puedo estar en un entorno cultural tranquilo y seguro, que al fin y al cabo es lo que estoy buscando”, aseguró el streamer.

Seguí leyendo:

Artículo original de www.pagina12.com.ar

Noticias Relacinadas