Denunciaron al exjugador de Boca, Pablo Ledesma, por agresión y lesiones tras una pelea callejera 

Pablo Ledesma, exvolante y actual entrenador de las Inferiores del Xeneize, fue denunciado penalmente tras participar en una pelea callejera en Mina Clavero, Córdoba. El incidente tuvo lugar el pasado 31 de diciembre, pero se dio a conocer públicamente en las últimas horas.

La presunta víctima, identificada como José Octavio Gauna, denunció y acusó a Ledesma por agresión y lesiones en la fiscalía de Villa Cura Brochero, en Córdoba. Según dejó constancia, fue atacado por tres personas, entre los que mencionó al exjugador. Al parecer, los hombres lo chicanearon por un tatuaje de River en el brazo y todo acabó en una brutal pelea.

"Íbamos caminando y nos cruzamos con Pablo Ledesma. Él me ve el tatuaje de River, me hace una chicana, le respondo y viene el grupo que estaba con él y me empezaron a pegar", relató ante la prensa el denunciante.

Además, detalló que fue empujado al piso y se golpeó la cabeza con el asfalto. Según su testimonio, Ledesma habría sido quien le “pegaba piñas en la cabeza”. Finalmente, el denunciante especificó que su hermano y su esposa también recibieron agresiones.

https://content.jwplatform.com/previews/o5hWAE4P-buQgiLVC

En el escrito judicial los letrados que representan a Gauna expusieron que la golpiza le provocó daños en la zona del maxilar, un corte en la cara, escoriaciones en la espalda y dolores agudos en los riñones. En tanto, su esposa también tiene marcas en la cara y en uno de sus pechos, mientras que su hermano fue golpeado en el pómulo derecho.

La calificación que piden es de lesiones leves que tiene pena de un mes a un año de prisión, pero es redimible en caso de ser encontrado culpable Ledesma, por probation o la figura de reparación integral del daño. Es decir, tareas comunitarias más una suma de dinero.

Sin embargo, a pesar de la denuncia penal realizada, existen una segunda versión ocurrido. Desde el entorno de Ledesma aseguran que la situación fue exactamente a la inversa y que lo pueden acreditar con comerciantes de la zona, testigos del hecho.

De acuerdo a este relato, Ledesma estaba con su hijo de cinco años y dos hermanos paseando por Mina Clavero, junto a algunos amigos de La Falda. Estaban haciendo compras y ultimando los preparativos para la fiesta de fin de año que se avecinaba, y mientras estaban caminando por la zona céntrica, se les acercó una persona para cargar al exjugador de Boca. El hincha habría hecho alusión a la supuesta paternidad de River, e incluyó el recuerdo de la final de la Copa Libertadores de 2018, en Madrid.

Al principio, Ledesma lo había tomado como una muestra más de folclore del fútbol, pero ante la insistencia de Gauna le pidió que no prosiguiera y que lo dejara en paz porque estaba gozando de unos días de descanso con su gente.

Pero supuestamente eso no ocurrió, y en la versión del círculo de Ledesma, el hincha siguió con las cargadas y una palabra descomedida desató una agresión mutua, en la que los amigos del exfutbolista se metieron para defenderlo.

La escena quedó registrada por los transeúntes con sus teléfonos celulares.

Artículo original de www.pagina12.com.ar

Noticias Relacinadas