“Descanse en paz”: Shakira rompe récords por su despiadada canción contra Piqué y su novia Clara

Lo destrozó. Esa fue la primera impresión del público en general al escuchar “BZRP Music Sessions #53”, el nuevo tema que Shakira presentó acompañada de Bizarrap y que en tan solo 10 minutos alcanzó el millón de reproducciones. Hoy, el despiadado clip musical para con Gerard Piqué se ubica en la cima de las reproducciones con más de 25 millones de reproducciones. Y subiendo.

Sin dudas el 2022 no fue un año pacifico, ni para Shakira ni para Piqué. Y un nuevo capitulo en esta ex historia de amor comenzó anoche. El tema arrancó con todo: "Una loba como yo, no está pa’ tipos como tú”, fueron las palabras que la colombiana entonó antes de arrancar la despiadada y poco sutil masacre contra el ex futbolista. “Sorry, Baby… Una loba como yo, no está pa’ novatos”; “A ti te quedé grande y por eso estás con una igualita como tú”; “Tiene nombre de persona buena, Clara – mente no es como suena”, fueron algunas de las frases que la artista lanzó contra el español y, sobre todo, contra Clara Chía Marti, la actual pareja del ex defensor.

Tal y como hizo con Antonio de la Rúa, a quién le dedico un álbum entero, Shakira hizo catarsis con su música y fue contundente: “Esto es pa’ que te mortifique’, mastique’ y trague’, trague’ y mastique’. Yo contigo ya no regreso, ni que me llores ni me supliques”, canta. “Entendí que no es culpa mía que te critiquen. Yo solo hago música, perdón que te salpique”, continúa. Ibai Llanos, socio del ex futbolista del Barcelona, fue uno de los primeros streamers en reaccionar al videoclip de la artista internacional a través de su canal de twitch y el video también se volvió viral. “Me dejaste de vecina a la suegra. Con la prensa en la puerta y la deuda en Hacienda", fue la parte que enloqueció al youtuber.

Y Shakira, siguió: "Te creíste que me heriste y me volviste más dura. Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan”. Por eso Ibai no lo dudó y, pese a que son socios y, al parecer, buenos amigos, sentenció: “Descanse en paz Gerard Piqué”. La aparición pública de Clara Chia Martí como la flamante nueva pareja de Gerard Piqué no había hecho más que enfurecer a Shakira. De hecho, a raíz de esto la colombiana buscó instalarse en Miami, Estados Unidos, y conseguir la custodia total de sus hijos. O al menos así lo habían dado a conocer varios medios españoles días después de queel futbolista haya decidido no firmarle los permisos para que se instale en el exterior con ellos.

"Fascista", "maltratador" y "ridículo": las contundentes críticas de un ex Disney hacia Alfa

Tras la separación a principios de junio del 2022, Shakira y Piqué comenzaron a diagramar la separación de sus bienes y, de alguna manera, empezaron a "rearmar" sus vidas. Mientras que él se quedó en Barcelona sin ningún inconveniente, la colombiana le informaba que dejaría España en cuanto pudiera y acompañada de sus hijos, Sasha y Milán. Pero para eso, el futbolista debía dar el visto bueno. Algo que finalmente no ocurrió.

Lo cierto es que la cantante ya tiene listas las valijas para trasladarse a una de sus propiedades en Miami junto a los dos pequeños. Claro que el camino hasta ahí no fue nada fácil. Ambos firmaron el acuerdo de separación y quien debía pagar una fortuna es la colombiana. En el arreglo final de finalización de matrimonio, Piqué le pidió a su ex cinco pasajes en primera clase por año para visitar a sus hijos Milan y Sasha en Miami hasta que cumplan 18 años.

La cantante debía pagarle, además, 400 mil dólares a Gerard por una deuda que tiene con el fisco de España. También se dice que el más beneficiado en la división de propiedades en Europa fue el futbolista ya que la artista comenzó a comprar casas y departamentos una vez que se casó con él. Por otra parte, el catalán estaba dispuesto a dejar el Barcelona para comenzar a jugar en el Inter de Miami, el equipo que preside el inglés David Beckam.

De esa manera, iba a poder estar cerca de sus hijos. Sin embargo, el ex defensor decidió tirar el acuerdo a la basura y se negó a firmarle a la colombiana los permisos para que se instale en el exterior con Sasha y Milan, algo que finalmente ocurrió. Shakira y Piqué comenzaron su relación en 2010, el año en que la Selección de España consiguió su primera Copa del Mundo en Sudáfrica y que Shakira lanzó su famoso tema "Waka Waka".

Según trascendió, luego de descubrir que el defensor español le era infiel, Shakira inició el proceso de divorcio. Medios españoles sostienen que ambos contrataron abogados especializados para iniciar los trámites, ya que si bien no están casados, comparten importantes bienes sobre las que hay que poner orden. En ese sentido, afirman que ninguno de los dos quiere dinero del otro, pero la cantante pretende la custodia completa de sus hijos.

La cantante buscó obtener la custodia completa de sus dos hijos, Milán, de 9 años, y Sasha, de 7, con la idea puesta en abandonar España lo antes posible. De acuerdo a distintas versiones, ella no tiene amigos ni familia (salvo la de Piqué) allí y un dato que la preocupa: está a un paso ser de ser juzgada por un fraude fiscal de 14,5 millones de euros, después de que la Audiencia de Barcelona haya desestimado su recurso puesto por su defensa.

La cantante colombiana está siendo investigada por la Fiscalía de Barcelona por un posible fraude al fisco español, ya que habría simulado residir en países considerados como paraísos fiscales. Fue a finales del 2017 cuando la Agencia Tributaria envió a la Fiscalía una denuncia contra Shakira por un presunto delito de evasión fiscal entre los años 2011 y 2014. Según Shakira, por aquel entonces pasaba sus días en Bahamas, uno de los mayores paraísos fiscales.

Pero para la poca fortuna de la artista, Hacienda sostiene que durante ese lapso de tiempo estuvo viviendo en España. Por esta razón, debería haber tributado durante estos cuatro años el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) por sus ingresos generados en todo el mundo y no sólo los ingresos obtenidos en España. Cabe mencionar que si una persona pasa al menos 183 días (la mitad del año más un día) en España, se lo comienza a considerar residente fiscal. Según la ley, a partir de ahí debe tributar en concepto de IRPF por los ingresos que obtiene en todo el mundo (la llamada "renta mundial").

Sin embargo, si se comprueba que la cantante vivía durante esa época en Bahamas, deberá solo abonar los impuestos por los ingresos obtenidos en territorio español y a un tipo de cambio más favorable, del 24%, según detalla la ley del país europeo. Tras visitar los establecimientos que Shakira frecuentaba habitualmente por aquel entonces, como su peluquería de Barcelona, por ejemplo, los investigadores determinaron que entre 2011 y 2014, la cantante colombiana residió en España. Esto llevó a los inspectores a presentar una denuncia contra Shakira por tres delitos fiscales ante la Fiscalía: los años que fueron investigados penalmente son 2012, 2013 y 2014, ya que el ejercicio de 2011 habría prescripto.

Alfa "justificó" a los rugbiers: el operativo de Telefe para colgarse del caso de Fernando

La urgencia de Shakira por abandonar Europa radica en este conflicto fiscal. Además, al momento de distanciarse, la cantante le pidió que esperara varios meses, o en lo posible un año, para mostrarse públicamente con otra mujer. Sin embargo, rompió este pacto y a tres meses de ponerle fin a su matrimonio de manera oficial, se mostró con Clara Chía Marti, de 23 años.

Se trata de una joven que habría conocido en la disco "Traviesa" y que luego habría contratado para su productora Kosmos en medio de sus movidas nocturnas y la estrategia que utilizaba para conquistar a decenas de mujeres a escondidas de Shakira. Luego de los partidos de La Liga o si no tenía compromisos por la Champions League, Gerard pasaba las noches en ese famoso bar de Barcelona.

En ese lugar le habían armado un salón privado al cual ingresaban las mujeres que él quería. Para llegar al lugar, Piqué pedía un taxi que le enviaban sus amigos y usaba gorra y anteojos oscuros. Para ingresar, utilizaba una puerta lateral que da a un callejón y usaba una palabra en código. Lo mismo hacían algunas de sus amantes. La palabra era elegida por el propio futbolista.

Una vez en el salón privado, Gerard tenía vista al resto del bar sin ser visto. Así podía ver si alguna de las mujeres presentes le gustaba, si era así, le pedía a uno de sus amigos que la llamara y si ella aceptaba, pasaba al salón para conocerlo. Según Socialité, el salón estaba adornado con cortinas rojas, sin ventanas al exterior y unas escaleras que llevaban a un piso superior. En ese lugar, había habitaciones con camas que Piqué utilizaba para tener sexo con sus amantes.

El romance entre Piqué y Clara parece más serio de lo que se especuló en un principio. Ambos se mostraron juntos y a los besos en el recital que Dani Martin dio cerca de Los Pirineos. A su vez, asistieron a la boda de uno de los mejores amigos del jugador, donde fueron sorprendidos por los paparazzi. Sin embargo, por el lado del jugador sostienen que la responsable de filtrar la identidad de la joven fue Shakira.

Contenido original BigBang News

Noticias Relacinadas