Guatemala: denuncian intento de excarcelar a tres militares acusados de delitos de lesa humanidad 

Organizaciones guatemaltecas e internacionales criticaron el intento de excarcelación a tres militares de alto rango condenados por desapariciones forzadas y violaciones de derechos humanos en el caso Molina Theissen.

En 2004 la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) declaró al Estado de Guatemala culpable por la desaparición forzada de Marco Antonio Molina Thiessen, de 14 años, a manos de las fuerzas militares.

Un grupo de organizaciones de derechos humanos denunciaron el pedido de la Corte de Constitucionalidad (CC) de otorgar medidas sustitutivas a favor de los militares Francisco Luis Gordillo Martínez, Manuel Antonio Callejas Callejas y Manuel Benedicto Lucas García.

“Nuevamente la CC evidencia que está hecha a la medida de militares sindicados y condenados por graves delitos en contra de la humanidad como son la desaparición forzada, la violencia sexual y el genocidio”, remarcaron las organizaciones en un comunicado conjunto.

https://twitter.com/cejil/status/1634314586110279680

"Alertamos que el fallo de la podría conllevar la liberación inmediata de estas personas, lo que constituiría un grave retroceso al cumplimiento de lo ordenado por la CorteIDH, causando un grave daño en el acceso a la justicia, sobre todo considerando que la sentencia nacional no se encuentra aún en firme", añaden las ONGs.

En mayo de 2004 la CorteIDH declaró culpable al Estado de Guatemala por la desaparición forzada de Manuel Antonio Molina Theissen, un niño de 14 años secuestrado por las fuerzas militares en 1981.

La sentencia de la CorteIDH incluyó reparaciones que obligan a Guatemala a investigar, identificar, juzgar y sancionar a los autores materiales e intelectuales.

El caso de Marco Antonio Molina Theissen

El seis de octubre de 1981, Marco Antonio Molina Theissen de 14 años, estaba en su casa junto a su madre Emma Theissen cuando dos hombres armados entraron y lo llevaron en una camioneta.

Hasta el momento se desconoce el paradero de Marco Antonio. El ocho de septiembre de 1998 el Centro para la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) presentaron una denuncia contra el Estado de Guatemala ante a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En 2004, el caso fue elevado a la CorteIDH que emitió una sentencia que incluye reparaciones que obligan a Guatemala a investigar, identificar, juzgar y sancionar a los autores materiales e intelectuales. El Estado también tiene pendiente adoptar medidas para crear un sistema de información genética para identificar a los niños desaparecidos durante el conflicto armado.

Crímenes de lesa humanidad

Los generales Manuel Antonio Callejas Callejas y Manuel Benedicto Lucas García, señalados por la desaparición de Marco Antonio Molina Theissen también enfrentan juicio por genocidio y crímenes de lesa humanidad contra la población maya ixil.

El juicio estaba programado para el pasado nueve de enero pero fue suspendido por cuestiones de salud de los acusados, según informó la defensa de los militares.

Los exgenerales Callejas Callejas y Lucas García son acusados por delitos que tuvieron lugar durante el conflicto armado que dejó más de 20 mil muertos y 50 mil desaparecidos entre 1960 y 1996. Según la ONU, el 90% de los crímenes de la guerra civil son atribuidos a las fuerzas del Estado.

Noticias Relacinadas