Los detalles de Desendeudadas, la nueva política de género de la Provincia de Buenos Aires

La provincia de Buenos Aires se encuentra próxima a la implementación del programa “Desendeudadas”, que se propone favorecer la autonomía económica de jefas de hogar vulnerables que se encuentran sobreeendeudadas fuera del sistema bancario y a tasas usurarias. Se estima que alrededor de 300 mil mujeres podrían ser alcanzadas por esta política.

Fue a través de la aprobación del Fondo Fiduciario para el desendeudamiento de mujeres en el marco del Programa, última etapa previa a la implementación. Mediante la creación del Fondo, la provincia se hace cargo de las deudas contraídas por las mujeres en condición de vulnerabilidad para poder mejorarles las condiciones de financiamiento y hacer sostenible su pago. Una vez cumplidos los pasos administrativos restantes, el comienzo efectivo del programa se publicará en la página web del Ministerio de Mujeres de la Provincia.

Será destinado a mujeres jefas de hogar con domicilio real en el territorio bonaerense que se han visto en la necesidad de sobreendeudarse para sobrevivir sobre todo fuera del sistema financiero formal, es decir en entidades financieras no bancarias y entidades no financieras. Las beneficiarias podrán acceder a nuevos programas de créditos con una mejor tasa nominal anual, del 9 por ciento, y por un mayor plazo de devolución, de sesenta meses.

El Fondo Fiduciario para el Desendeudamiento de
Mujeres tendrá una vigencia de diez años con posibilidad de renovación. Su patrimonio está integrado por recursos de Rentas Generales de la Provincia o cualquier otra fuente
que determine el Ministerio de Hacienda y Finanzas; los recursos provenientes de los Organismos Multilaterales de crédito que
le sean afectados; Aportes del Tesoro Nacional; Contribuciones, subsidios, legados y donaciones;
y los fondos que se obtuvieran por el cobro de los nuevos créditos del
Programa.

"El sector más vulnerable de nuestra economía son las mujeres cabezas de hogar, que en su mayoría, no reciben la cuota alimentaria de sus ex parejas. El gobernador Axel Kicillof ha tomado la decisión de apuntalar a estas mujeres y tenderles un puente, ponerlas en el centro de las prioridades de gobierno, con una política novedosa para aquellas que han tenido problemas de endeudamiento crónico", aseguró la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz.

En números

De acuerdo a un informe sobre incumplimiento de la obligación alimentaria en la provincia elaborado por el Ministerio en base a una encuesta en el territorio, más de la mitad de las mujeres bonaerenses no percibió en 2022 ningún aporte por parte del progenitor de sus hijas y/o hijos, por lo que “el 44 por ciento debió endeudarse para completar sus ingresos”. De esta forma “el incumplimiento de la obligación alimentaria hace pasar a las mujeres de la condición de acreedoras (ya que se les debe la distribución en igualdad de la manutención y el cuidado de hijas e hijos) a la condición de deudoras, afectando su posibilidad de ejercer una vida autónoma”.

Esta condición agrava una desigualdad estructural de género que es recordada por la ministra: "Nueve de cada diez mujeres se ocupan del 77 por ciento de las tareas domésticas y de cuidado sin remuneración. Existe una brecha salarial del 38,9 por ciento entre varones y mujeres. La tasa de empleo masculino es del 62 por ciento y el femenino del 41,5 por ciento", aseguró en sus redes sociales.

"Existen desigualdades estructurales que han relegado históricamente a las
mujeres a condiciones de desventaja en el acceso y las condiciones de trabajo", refuerzan los considerandos del decreto que crea el Fondo, "situación que se corrobora en todos los indicadores del mercado laboral relevados
por el Indec para el segundo trimestre de 2021 en la provincia de Buenos Aires,
donde la tasa de actividad femenina es del 46,9 por ciento y la masculina del 68,5 por ciento. Asimismo, la tasa de
desocupación es del 11,4 por ciento entre las mujeres y del 9,5 por ciento entre los varones.

En esta linea, el informe Deudas, cuidados y vulnerabilidad que publicó la Cepal a raíz de una investigación sobre las formas de endeudamiento en los hogares de las mujeres de clases populares en la Argentina. "En el contexto de la pandemia, un alto porcentaje de las gestiones monetarias del cuidado han caído en dinámicas de endeudamiento, principalmente bajo el circuito informal", asegura el informe. El estudio muestra cómo la desigualdad en la organización del cuidado se reproduce y se retroalimenta de las disparidades en la gestión de las deudas del cuidado.

Noticias Relacinadas