Macri y Bullrich, cumbre con foto de familia

Hubo foto. La presidenta del PRO Patricia Bullrich pasó dos días en la casa de Mauricio Macri en el country Cumelén de Villa La Angostura, donde combinaron un encuentro familiar (ella se alojó junto con su marido) con mucha rosca política. Tuvieron varias charlas en donde coincidieron en la crítica furibunda al Gobierno y ella le habló de sus planes de gobierno si llega a ser presidenta. El encuentro se coronó con una foto de ambos con sus parejas. Cuando Macri recibió en el mismo lugar a Horacio Rodríguez Larreta no hubo foto. Contrastes. La imagen la difundió Bullrich con un texto en el que buscó colocar a su adverario en el lugar del tibio y a ella como la auténtica representante de las ideas de Macri: "Somos el cambio o no somos nada". En los encuentros, ella creyó vislumbrar que el ex presidente no se presentará este año. Todavía no está claro si es una expresión de deseos o una realidad.

https://twitter.com/PatoBullrich/status/1617918586286403584

La invitación a quedarse bajo su propio techo que le hizo Macri la sorprendió a Bullrich, pero ella aceptó de inmediato. Ambos se iban a reunir por estas fechas a conversar, pero no en esa combinación de encuentro familiar y charla política. En el entorno de Bullrich explotaron al máximo esa diferencia entre ella, que fue invitada a quedarse en su casa, y Larreta, que tuvo algo más parecido a una reunión tradicional, dado que se estaba quedando en el mismo country.

Larreta mantuvo su política de no revelar nada de lo que se charló entre cuatro paredes. En contraste, Bullrich se ocupó de ser ella la difusora de la foto con Macri, disfrazada de un agradecimiento por la invitación: "Gracias Mauricio y Juliana por recibirnos estos días. Agradezco la calidez y la claridad de las ideas. Vamos a poner a la Argentina en el camino correcto", dijo en una mezcla de mensaje social y mensaje político.

Rápidamente compartieron la foto otros referentes, como el santafesino Federico Angelini cercano a Bullrich pero también a Macri: "El camino al cambio es con el liderazgo de @mauriciomacri y el gran coraje de @PatoBullrich. Somos el cambio o no somos nada", tuiteó. La exsecretaria de Lucha contra la Corrupción Laura Alonso también se deshizo en emojis ante la foto. Es decir: fue celebrada por toda la linea dura del PRO.

https://twitter.com/fangelini/status/1617928706818985985

Fue la propia Bullrich la que, en diálogo con medios afines, comentó algo de lo que conversaron, aunque sin entrar en detalles: "Con Mauricio Macri tuvimos un encuentro de mucha profundidad, que nos
permitió trabajar sobre el cambio y el coraje que el país necesita", afirmó. Y deslizó que muchas de las críticas que compartieron fueron al ministro de Economía, Sergio Massa (a quien siempre Bullrich le endilga la amistad con Larreta): "Vamos a enfrentar las trampas
de Massa y explicar la bomba que se está gestando en la economía". "Estuvimos hablando del futuro de la Argentina. De algo que queremos
alertar al pueblo sobre lo que hace Massa, sobre cómo engordan
un problema, con más inflación, más pesos y más deuda”, afirmó la presidenta del PRO. “Están queriendo correr los problemas para adelante porque para eso tienen que tomar decisiones que no quieren tomar”, indicó.

Dado que ella y su marido, Guillermo Yanco, se quedaron dos días en la casa de Macri en Cumelén, la convesación política comenzó con una caminata de ambos, se cortó cuando compartieron una cena con sus parejas y siguió a la mañana siguiente. Además de los temas que Bullrich eligió comentar en público, hubo otros, entre los cuales estuvo las PASO en Juntos por el Cambio, la competencia entre candidatos del PRO -que Macri alienta contra los intereses de Larreta-, la estrategia ante los radicales (y la posibilidad de fórmulas cruzadas, como las que explora Bullrich con Alfredo Cornejo) , las discusiones en las provincias como Córdoba, Neuquén, Río Negro, Mendoza y Chubut, donde hay peligros de ruptura, entre otras muchas cuestiones. La que por supuesto no se terminó de saldar es si Macri será o no candidato.

Ella creyó percibir, por algunas cosas que dejó entrever Macri, que no se presentará. Pero fueron todos comentarios al pasar. Y claro que puede influir las ganas de Bullrich de que Macri no se presente, dado que torpedearía su propia candidatura. "Dio alguna pista de que no sería candidato, pero no hubo grandes definiciones. No dijo nada concreto", explicaban en el bullrichismo, donde definieron el encuentro como "una buena charla sobre el país". Está claro que estaban felices de haber podido exhibir una foto con Macri que Larreta no tiene. Bullrich apuesta fuerte a quedarse con la mayoría de los votos duros que irían al expresidente y, con esto, si bien no es un apoyo formal de Macri, siente que los tiene casi asegurados.

Noticias Relacinadas