Qué es el método Wim Hof

El método Wim Hof lleva el nombre de su creador, también conocido como iceman, el hombre de hielo. Wim es un alemán librepensante que desafió las leyes de la gravedad y ganó premios Guinness demostrando que el cuerpo puede generar su sistema inmunológico a voluntad.

Diego Perassi, cordobés, ingeniero agrónomo y amante de la naturaleza, se sintió atraído por este atleta extremo cuando se enteró que había descubierto el método de forma intuitiva en la naturaleza: “Wim es una leyenda en vida con mente de principiante siempre queriendo aprender con mucha humildad y un alentador incansable a romper nuestros límites que están en la mente”.

Desde que Wim Hof le dijo que “Sentir es comprender”, asegura que encontró su misión en la vida, que es la de tratar que la mayor cantidad de personas desempolven sus poderes innatos con esta técnica de entrenamiento transformadora. Él hace hasta tres inmersiones semanales en hielo en verano y continúa con la ducha fría en invierno.

“Estamos constantemente respirando, pero, en gran parte, sin darnos cuenta de su tremendo potencial.”

Perassi explica que “estamos constantemente respirando, pero, en gran parte, sin darnos cuenta de su tremendo potencial. Mantener niveles elevados de oxigenación nos permite acceder a tesoros imprescindibles para la vida y la técnica especializada de respiración del Wim Hof Method los desentierra a todos: más energía, reduce el estrés y una respuesta inmune aumentada para combatir a los patógenos”.

EXPERIENCIA BAJO CERO

El encuentro con Diego comienza con un ciclo de respiraciones que sostienen una hiperventilación, es decir respirar muy profundo y rápido y un período de apnea y se repiten al menos cuatro veces. Después de esta oxigenación, el cuerpo está más preparado para sumergirse en el frío.

Así como cuando probamos un helado rápido puede darnos una puntada fría en la cabeza, exponerse al hielo para los principiantes es una experiencia extrema: es como acostarse en un colchón lleno de clavos que empiezan a pinchar por diferentes partes del cuerpo.

Para controlar este instinto sin salir corriendo, es necesario extender las exhalaciones e intentar resistir dos minutos. Es mejor empezar de a poco, para esto Diego toma el tiempo y al minuto suena un silbato que invita a salir, hacer ejercicios de calentamiento y volver a entrar las veces que podamos. El frío se va acumulando en el cuerpo y hay que conocer el propio límite y salir cuando se tenga el nivel de frío justo.

“La experiencia produce un mejor balance del sistema inmune, mayor energía vital disponible y empoderamiento mental y emocional de la persona.”

Los beneficios del “hielazo” suelen durar hasta una semana después. Estos beneficios no solo son a nivel físico, sino que son energizantes y tienen un gran impacto a nivel anímico como temporal: enfoca y genera más conciencia del aquí y ahora.

Además de todo esto, se ha comprobado científicamente que este método puede mejorar y aliviar muchos síntomas de enfermedades como esclerosis múltiple, diabetes, ansiedad, artritis, cáncer, trastorno bipolar, lesiones entre otras.

El Método Wim Hof es una forma de acceder al poder oculto del oxígeno y la exposición al frío. Dos recursos que formaron parte de nuestro día a día en la mayor parte de nuestra historia de la evolución, pero que han sido casi completamente perdidos por el confort de las sociedades modernas.

LA HISTORIA DEL CAMPEÓN DEL MUNDO

"No necesito más aplausos. Hay que interpretar un rol para sobrevivir en este negocio. Te sientes solo si los momentos bajos son cada vez más bajos y los altos menos frecuentes".

Así de sincero se mostró Andre Schürrle, campeón del mundo con Alemania en 2014, para anunciar que se retiraba del mundo del fútbol a los 29 años. Ahora, el exdelantero alemán ha dado un giro de 180° a su vida para tratar de completar uno de los desafíos de resistencia más difíciles que existen en el mundo.

El crack alemán fue campeón del mundo en Brasil 2014, luego de vencer a la Selección argentina en una final para el recuerdo.

El crack alemán, que parecía tener todo para llegar a convertirse en una estrella mundial, ha abrazado el Método Wim Hof, que lleva justamente el nombre de su creador, un atleta neerlandés conocido como 'el hombre del hielo' que ha demostrado que a través de métodos de respiración y concentración que el cuerpo es capaz de tolerar temperaturas extremas. Y es que, este superpoder, que hasta ahora se creía imposible de poseer, ha permitido a su creador llevar a cabo auténticas proezas, como estar sumergido en agua helada durante horas sin que su termostato corporal varíe, o correr una maratón por el desierto sin probar ni una sola gota de agua.

"La cosa mental y física más difícil que he hecho. Los últimos minutos no podía sentir nada y tuve que encontrar algo muy dentro de mí para seguir adelante. Una experiencia que nunca olvidaré! -19 grados, 100 km/h viento en nuestras caras, fuerte nieve y lluvia. Lo que aprendí… mi cuerpo y yo somos más fuertes de lo que pensaba si pongo mi mente y alma en ello puedo hacerlo todo", compartió Schürrle en sus redes sociales para explicar la aventura en la que han conseguido hacer cumbre en Sniezka, el punto más alto de República Checa con 1.603 metros sobre el nivel del mar.

La imagen del exfutbolista escalando, con el torso desnudo y pantalones cortos, una montaña completamente nevada, con temperaturas bajo cero y con fuertes y heladas ráfagas de viento, ha dado la vuelta al mundo y algunos de sus excompañeros alabaron su esfuerzo para completar el desafío extremo: "Orgulloso de ti, hombre. Mi cuerpo habría dejado de funcionar de inmediato", aseguró Didier Drogba.

"La exposición al frío fue una parte de nuestra experiencia. La otra parte fueron sesiones de respiración pesada. Las emociones y sentimientos que surgieron de estas sesiones fueron increíbles. ¡Lloré, reí y me relajé! Perdoné a la gente y sentí una gratitud increíble por mi vida y el universo", finalizó.

Noticias Relacinadas