Schiaretti salta el alambrado para competir por la Casa Rosada

El gobernador cordobés Juan Schiaretti y el ex gobernador salteño Juan Manuel Urtubey sellaron ayer un acuerdo electoral con el objetivo de “superar la grieta” entre las principales fuerzas políticas del país y que competirán en una interna para ver quien será el candidato presidencial de la novel alianza que este año quiere dar pelea en la disputa por llegar a la Casa Rosada. Aunque ambos dirigentes peronistas repartieron críticas a oficialismo y oposición, se encargaron de dejar claro que no compartirán ningún espacio con el resto del peronismo que integra la coalición de Gobierno: "Ni con los K ni con el Frente de Todos", afirmaron.

El pacto electoral se selló con un almuerzo que Schiaretti y Urtubey compartieron en la Casa de Córdoba de la Ciudad de Buenos Aires con el objetivo de construir "un espacio político superador, por fuera de la grieta". Ambos expresaron allí su decisión de ser candidatos presidenciales y competir dentro de ese nuevo espacio, incluyendo a quienes quieran integrar esa propuesta peronista no kirchnerista.

Después de muchos cabildeos y ya sin posibilidad de competir por un nuevo mandato de gobernador en Córdoba, Schiaretti decidió saltar el alambrado hacia la arena nacional. Una resolución que anunció el lunes durante un acto oficial por la repavimentación de una ruta en Río Tercero: “Mi intención es construir esa alternativa, con las fuerzas que coincidamos en dejar de lado la grieta. Y después veremos quién es el candidato a Presidente. Eso se tiene que hacer al final del camino. Lo importante es construir algo que sea nuevo para Argentina, que supere esta grieta que tanto daño nos hace”, dijo allí ante partidarios y periodistas.

“Esta grieta que tanto nos perjudica, lo que hace es impedir que Argentina pueda progresar, pueda ponerse de acuerdo en las cosas centrales para lograr el progreso”, agregó el gobernador cordobés.

La decisión ya estaba tomada. También el almuerzo del día siguiente con Urtubey para hacer el anuncio. Desde el entorno del gobernador dejaron trascender que en el encuentro a solas, los dirigentes abordaron temas nacionales y el complejo escenario internacional, con la crisis en Brasil y la guerra en Ucrania como referencias.

Para Schiaretti será la primera incursión electoral a nivel nacional. Urtubey, en tanto fue el compañero de fórmula de Roberto Lavagna en 2019 donde Consenso Federal cosechó un 6 por ciento de los votos a nivel nacional y se ubicó como tercera fuerza, lejos del FdT y JxC.

Ambos también habían formado parte ese mismo año de la frustrada construcción electoral a nivel nacional que bautizaron como Alternativa Federal, que compartían entonces con Lavagna y Sergio Massa. La negativa de Lavagna de resignar su candidatura presidencial e ir a una PASO con el resto de los aspirantes, debilitó el espacio del que Massa emigró para formar parte del FdT y al que Schiaretti le dio la espalda en Córdoba.

Ahora, Schiaretti y Urtubey vuelven a ir juntos por construir una nueva oportunidad electoral. El espacio no descarta un acuerdo con el radical Facundo Manes.

Artículo original de www.pagina12.com.ar

Noticias Relacinadas