Carlos Manzur: “Hay un problema, la cuestión financiera a la Neo no le cierra”

El secretario general de ATSA respondió sobre el riesgo de cierre del servicio. Destacó que el personal cobra sus sueldos en tiempo y forma por lo que “hoy hacemos un paso al costado y vemos como sigue la temática”.

Este miércoles se planteó el riesgo de cierre del servicio de Neonatología que funciona en la clínica CEMEDA. “Hay un problema, la cuestión financiera a la Neo no le cierra” explicó el secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Salud (ATSA), Carlos Manzur, en diálogo con Central de Noticias. Este miércoles mantuvo contacto con los trabajadores, quienes informaron que cobran sus salarios normalmente por lo que el sindicato se corrió de intervenir por el momento.

Los concejales de la bancada PRO-ERF habían planteado el problema y su implicancia en el ámbito de la salud local, al tiempo que desde el Municipio se informó en las últimas horas que funcionarios mantuvieron una reunión con representantes de la clínica Cemeda para buscar “alternativas que aseguren la continuidad de las prestaciones”.

Manzur detalló que el servicio “tiene alrededor de 30 cunas. Para poder funcionar bien, normal y cubrir todos los costos, tiene que trabajar más o menos con ocho o diez pacientitos diarios. Y en este momento lo está haciendo con cuatro o cinco nada más, desde hace un tiempo a la fecha”. El también titular de la CGT Regional Olavarría apuntó a que se debe a una caída en la cantidad de nacimientos.

En el servicio trabajan nueve personas, “seis enfermeros altamente capacitados, porque para trabajar en neonatología tenés que ser muy capacitado. Estás trabajando con criaturas de menos de un kilo. Y dos mucamas y un administrativo” detalló el referente de ATSA. Además, explicó que se desempeñan tres médicos especialistas “que son los dueños. Vienen trabajando desde se abrió la Neonatología, también están un poco agotados en el tema”.

El sindicato ATSA no fue convocado a la mesa de trabajo que concretó la Municipalidad. Manzur informó que “lo que hicimos ayer fue interiorizarnos por la parte de los trabajadores. Saber cuál era la situación y cómo iba a ser. Al ver que está todo normal, que los salarios están en tiempo y forma abonados, y los aportes y contribuciones también, hoy hacemos un paso al costado y vemos como sigue la temática”. El secretario general subrayó que “mientras no se toque el personal, el sindicato no va a intervenir en esto porque es una cuestión ya de negocio”.

Desde el bloque de concejales opositor se había informado que el Municipio mantuvo hasta junio un convenio con el servicio, pero que ya ha finalizado. Consultado por este tema, Manzur dijo desconocer si efectivamente se cortó el acuerdo. “Había una especie de cápita del Municipio que pagaba por dos o tres cunitas mensuales. No creo que se haya caído” agregó.

“Yo creo que tanto el Municipio como los directivos de la Neo y algún tercero, tendrían que poner en la balanza que es lo que se pierde si llegara a cerrarse el servicio. Evaluar costos y beneficios también, porque si hay que trasladar un neonato a otra ciudad, lo que conlleva eso en gastos no es solamente por el por el paciente, sino los familiares que tienen que trasladarse, establecerse, y a las obras sociales sindicales y prepagas esto les afecta también” destacó el dirigente sindical.

Por último, respondió que por fuera de esta situación no se encuentran en Olavarría más servicios con riesgo de cierre. “No, gracias a dios. Si bien la salud nunca recibe subsidios ni créditos, hasta ahora venimos bien en todo aspecto” dijo. En tanto, también sostuvo que el sector no está especialmente afectado en el contexto de caída generalizada de puestos de trabajo, “porque tampoco hay un sobrante muy importante de personal en clínicas y servicios de emergencia. En todo lo que concierne a salud se viene trabajando con el personal no diría mínimo, pero tampoco mucho excedente”.

Fuente: cdnoticias.com

Noticias Relacinadas