El gobierno bonaerense reglamentó la Ley de Generación Distribuída  

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires reglamentó este miércoles la Ley de Generación Distribuida, a partir de la cual los ciudadanos y ciudadanas bonaerenses podrán producir su propia energía e inyectarla a la red eléctrica. “El objetivo es promover el uso de energías renovables, así como mejorar la calidad del servicio eléctrico a partir de la generación de energía domiciliaria”, aseguraron desde el Ejecutivo al comunicar la puesta en vigencia de la norma.

Tal como lo había adelantado Buenos Aires/12 el pasado fin de semana, la intención quienes impulsan la ley es apelar a incentivar un mecanismo que aliviane la carga de la red eléctrica, posibilite un ahorro económico en los consumidores y también en el Estado, además de consolidar la marcha de la educación ambiental integral. Así, el Gobierno apunta a un aumento de usuarios generadores de energía que nutra a la red bonaerense.

A partir de la puesta en vigencia de la ley, quienes realicen el trámite correspondiente y cumplan los requisitos exigidos, pueden convertirse en lo que la ley define como “usuario generador”. Los beneficios amparados por la norma es la exención en el pago de ingresos brutos e impuestos al sello en lo que remite a la comercialización de la energía vendida. El beneficio se extiende por doce años, prorrogables por el mismo tiempo”.

La Autoridad de Aplicación será el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos, y prevé la creación del Registro de Usuarios-Generadores de Energía Renovable de la Provincia de Buenos Aires (RUGER), en el ámbito del Organismo de Control de Energía Eléctrica de la provincia de Buenos Aires (OCEBA), donde constarán los usuarios generadores (UG) inscriptos por las distribuidoras provinciales y municipales de energía eléctrica.

Quedarán fuera de la posibilidad de ingresar a los beneficios ofrecidos por la Provincia los grandes usuarios o autogeneradores del mercado eléctrico mayorista; aunque los usuarios generadores de Edenor y Edesur, que ya estén adheridos a la ley nacional y deseen acceder a los beneficios provinciales, deberán ingresar su certificado de usuario generador expedido por el Registro nacional en el RUGER, a través de su distribuidora.

Vale recordar que la Provincia de Buenos Aires es pionera en la materia. A principios de este milenio, se declaró de interés provincial la producción de energía eléctrica con fuentes renovables, y se creó el Programa provincial de Incentivos a la Generación de Energía Distribuida (PROINGED). Con la nueva medida, la provincia adhiere a los beneficios promocionales, impositivos, fiscales y de financiamiento presentes en la ley nacional.

Artículo original de www.pagina12.com.ar

Noticias Relacinadas