“La Ciudad de Buenos Aires es una aspiradora de fondos”

En el marco de la disputa judicial alrededor de los fondos coparticipables y el reciente fallo de la Corte Suprema que indica enviar a la Ciudad de Buenos Aires parte de los recursos que Mauricio Macri le había asignado por decreto en el 2016, el titular de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires, Cristian Girard, convalidó la postura del gobernador Axel Kicillof de que la decisión judicial es de “imposible complimiento”. “El fallo expresa una inocultable posición unitaria, que fortalece el centralismo porteño, financiando al gobierno del PRO en CABA a costa de las provincias”, señaló el funcionario.

En un hilo de tuits, el director de ARBA aseguró que “el fallo es partidario porque busca validar la transferencia ilegal de recursos desde el resto del país hacia la Ciudad de Buenos Aires llevada a cabo por medio de decretos infundados e ilegales de Macri”. A poco más de un mes de iniciar su gestión, el ex presidente firmó el decreto N° 194/2016 que incrementó desde el 1 de enero del 2016 la coparticipación de fondos nacionales correspondientes a CABA, elevando de 1,94% a 3,75% la partida destinada a la capital federal.

En septiembre de 2020, a través del decreto N° 735/20, el presidente Alberto Fernández revirtió la situación, la cual se convalidó por medio de la Ley 27.606 sancionada el 10 de diciembre de aquel año. En este marco, Girard apuntó contra la Corte Suprema a la cual acusó de “violar la Constitución al desconocer potestades exclusivas del Congreso y las legislaturas provinciales y vulnera la regla que impone que el sistema de coparticipación debe garantizar la calidad de vida y la igualdad de oportunidades en todo el territorio nacional.”

La argumentación del titular de ARBA en torno a los recursos con los que dispone el distrito gobernado por Horacio Rodriguez Larreta se sintetizó en que “CABA es una aspiradora de fondos para financiar su proyecto nacional”. Con esta premisa, Girard explicó que la Ciudad “duplicó la presión fiscal”, elevándola de 4,3% en 2007 a 7,8% en 2022. Asimismo, también expuso gráficos donde se manifiesta el crecimiento de la deuda en dólares de la Capital Federal, que, al igual que la presión impositiva, hoy es el doble que en 2007, habiendo tenido picos en el período 2016-2019 de más de cinco veces el monto adeudado al momento de iniciar la gestión del PRO en CABA allá por 2007.

En una nueva alusión hacia lo sucedido con los fondos coparticipables de Nación, Girard señaló que “Macri triplicó por decreto la transferencia de recursos nacionales a CABA”, y agregó que “como resultado de esa decisión infundada e injusta lo recursos de origen nacional de la Ciudad de Buenos Aires pasaron del 10% al 25%”. “Más y más recursos para el PRO”, esgrimió el funcionario.

En continuidad con su análisis, el director del ente recaudador de la provincia, explicó que el mecanismo de distribución del impuesto Ingresos Brutos entre las provincias y la Ciudad surge de un Convenio Multilateral establecido en el año 1977, en plena dictadura, y que hoy sigue en pie. “El acuerdo vigente implica que CABA percibe más recursos que los que genera”, sentenció Girard, y detalló que “la Ciudad representa el 21% del PIB, pero recibe el 26% de la recaudación de IIBB”, lo que equivale a 122.000 millones de pesos en 2022.

El titular de ARBA cuestionó este mecanismo de distribución y lo tildó de “sesgado”. A su vez, aseguró que esta situación es producto, entre otras cuestiones, “de la radicación en Capital Federal de la sede administrativa de grandes empresas que realizan operaciones en todo el país, pero atribuyen la mitad de sus ingresos en función de los costos”, reflejó el titular de ARBA, lo cual “beneficia a CABA”.

Cristian Girard no ahorró en críticas al modelo de gestión del partido conducido por Mauricio Macri a lo largo de su publicación en la red social del pajarito. “Espejitos de colores”, remató. “La receta del PRO es simple: gobernar el distrito más rico y de mayor infraestructura quitando recursos a las provincias, cobrando más impuesto y tomando deuda, y prometer que si los elijen para gobernar la Nación todos podrán vivir como en CABA”, conclusionó el funcionario de Kicillof.

En este sentido, Girard remarcó que el fallo de
la Corte Suprema “se inscribe en una línea que viene de muy atrás en el tiempo
y busca centralizar el poder económico y político en CABA”. En referencia a las
aspiraciones de volver a gobernar el país, el titular de ARBA aseguró que la
decisión de la Justicia “proyectar a nivel nacional políticas que privilegian
los intereses de un puñado de poderosos por sobre el resto del país” por lo
cual es “incumplible”.

Artículo original de www.pagina12.com.ar

Noticias Relacinadas